Comparti

Dentro de las 15 mejores universidades de la región hay una que está en la Argentina. ¿Cuál es? La Universidad de Buenos Aires, Así lo indica el último ranking internacional de QS University Rankings, elaborado por la empresa británica Quacquarelly Symonds. Allí se presenta a la UBA en el puesto número 15 de las 396 universidades evaluadas de América latina, seguida por la Universidad Austral.

El ranking mundial tiene en sus primeros puestos al Massachusetts Institute of Technology (MIT), seguido por la Universidad de Cambridge, Imperial College of London; Harvard y Oxford. La UBA, aunque bajó algunos puestos desde 2011 a la fecha, en un análisis comparativo realizado por la UB, está en el puesto 124 entre las mejores casas de estudio de el mundo, un total de 823.

La Universidad Austral (puesto 309) es la segunda de la Argentina, seguida por la Universidad Católica (puesto 350) y la Universidad de Belgrano (puesto 411).

El ranking QS es de elaboración anual y se sustenta sobre cuatro pilares: calidad, investigación, reputación empresarial e internacionalización (es decir, vínculos de cada universidad con otras del resto del mundo). Para ello, el estudio se basa en el análisis de seis indicadores: cantidad de estudiantes por profesor, reputación académica, reputación entre los empresarios, citaciones por facultad y la proporción de alumnos y profesores internacionales.

En el “QS Top 50 under 50”, se trata de evaluar a las universidades que tienen menos de 50 años de experiencia. En esa lista, la Universidad Austral figura en el puesto 36.

Otro ranking que también se presentó hace pocos días fue el Times Higher Education, que incluye a las 800 mejores universidades del mundo. A su criterio, la Universidad de Palermo está en el puesto número 351 y la Universidad Nacional de Córdoba figura en el 601.

Según el académico, los matices y la heterogeneidad en la forma en que se constituye hoy la familia exige un acompañamiento y orientación por parte de profesionales especializados. “Es necesario tener la suficiente capacidad de adaptación a las diferentes situaciones sociales y culturales, incluso económicas –expresa–. La orientación familiar hoy es necesaria en todos los sectores sociales y en todas las clases económicas.”